Tuesday, May 23, 2006

Optimism

Sí. Estoy triste.

Pero no es eso lo que esperan leer, eso ya lo saben. Lo pueden ver en el poema del último post; lo pueden ver cuando sonrío a medias; lo pueden ver cuando escribo mierda en un blog en lugar de artículos, poemas, ensayos, cuentos, novelas.

Me pone triste saber que tuve que talar un árbol de más de veinte años de edad. Una granada. Le entró un hongo, philoxera, y fui a Home Depot por un hacha tipo española Trooper de 91 cm, y lo tiré. El muy hijoputa me dejó un moretón de 4 pulgadas en el bícep, una cortada de 2 pulgadas en el hombro, y mandó a un machete a cortarme el antebrazo; bueh, merecido lo tengo.

Me pone triste ser tan sensible a cosas estúpidas y ser tan insensible con otras. Por ejemplo, me entristece una cucaracha que ahogué hoy en la regadera de mi casa al meterme a bañar. Pero me vale madre el hambre en África, la pobreza en México... carajo, me valen madre las elecciones.

Me pone triste releer los archivos de este mi blog y encontrarme cosas como 3 Pounds.


Me pone tragicómico recordar conversaciones en los pasillos de la facultad.

*

- ¿Qué le pasó a tu sentido del humor, Gabriel?
- Lo perdí en la guerra.
- No mames, ¿Cuál guerra?
- La guerra de todos los dias.

*

- De verdad que no entiendo, ¿Por qué eres tan mamón y pesimista?
- El mundo me falló. El mundo me falló.
- ¿Sí? A ver, ¿Por qué dices que te falló el mundo?
- Sólo mira a tu alrededor.

*

Pero no esperan leer que a veces sonrío, eso ya lo saben. Lo pueden ver en el poema del último post, que sé que no es tan bueno, pero me gustó como quedó; lo pueden ver cuando escribo cosas cagadas en un blog cuando debería escribir artículos, poemas, ensayos, cuentos, novelas.

Me pone a sonreír que donde ya no está la granada, plantaré una vid, que mi padre quiere ver antes de morir; que la muy hijaputa granada me madreó porque me lo merecía; que mi moretón se borrará y que sólo mis cicatrices quedarán para ser otro testigo de la nueva vid.

Me pone a sonreír ser tan sensible a cosas estúpidas y ser tan insensible con otras. Por ejemplo, ver en el baño de un bar una vomitada con la forma de un cóndor. Pero me vale madre romperle el brazo a un bastardo que lo merezca.

Me pone a sonreír releer los archivos de este mi blog y encontrarme cosas como Older Than Yesterday.

Pero bueno, tengo un gato que se echa en mis piernas y ronronea en el momento preciso; tengo cigarros, pero no tengo ganas de fumar; tengo buena salud (aunque un desorden alimenticio que ya no es gracioso); tengo 28 gigas de mp3 en la compu; conozco y convivo con gente con punctum; y tengo toda mi puta vida por delante.

La tristeza es esa gran sombra brillante, que no deja de deslumbrarme y recordarme que estoy vivo.

***
¿Sabían que ayer fue cumpleaños de Morrisey?

From my audio-stash to your heart:
Download There is a light that never goes out (Live on Earls Court), Morrisey.