Tuesday, February 26, 2008

Con dos semanas de retraso (mental...)

"Cuidado con el 8."
El Fito.
A la abuela.
***
Analepsis:
Melchor, Gaspar, Baltazar. Enero, 1988
Nueve y media de la noche y en vela. Con un vaso de leche en una mano y una dona en la otra. Espero.
Agazapado en la oscuridad de la sala de la casa de Puebla, casona de mil misterios y escondrijos, acecho los tacones, pantuflas y tenis bajo el árbol de navidad con la esperanza de sorprender infraganti a los dadivosos invasores. Mi hermana y mis padres leen en el cuarto principal, pensándome dormido; pareciera no importarles el misterio que encierran los regalos de los reyes magos.
Me cuesta mantenerme despierto, la cena se empieza a digerir y yo a amodorrarme. ¿Por qué tienen que venir siempre en madrugada? ¿Qué maldita manía los lleva a escurrirse para su cometido en horas que nadie está despierto? Por fin, me gana el sueño y me duermo.
Despierto con sacudidas de la abuela, que ríe: "Otra vez queriendo ver a los reyes... si sigues así, ya no te van a traer nada." Emocionado, corro al estuche de regalos (mis tenis) para encontrar carritos con los que nunca jugaré y muéganos de dulce que estoy a punto de masticar. Abrazo a mi abuela y le prometo no volver a intentar espiar a los reyes magos.
Pseudo-No Ficción:
Cloto, Láquesis, Átropos. Febrero, 2008
Cuatro y media de la mañana y en vela. Con un vaso de whisky en una mano y un cigarro en la otra. Espero.
Agazapado en la oscuridad de la sala de la casa de Puebla, casona de mil recuerdos y fotos, acecho las puertas, ventanas y el zaguán bajo los nuevos departamentos con la esperanza de sorprender in fragante delicto a las caprichosas invasoras. Mi hermana y madre duermen en el cuarto principal, soñándome dormido; pareciera no importarles el misterio que encierran los movimientos de las hijas de Nix.
Me cuesta mantenerme despierto, el alcohol se empieza a acumular y yo a amodorrarme. ¿Por qué tienen que venir siempre en la madrugada? ¿Qué maldita manía las lleva a escurrirse para su cometido en horas que nadie está despierto? Por fin, me gana el sueño y me duermo.
Despierto con sacudidas de la madre, que llora: "Otra vez nos pasó... si esto sigue así, ya no voy a querer saber nada." Asustado, corro al -ahora vacío- estuche de recuerdos (el cadáver de mi abuela), para encontrar consejos que nunca escucharé y tristezas que estoy a punto de masticar. Abrazo a mi madre y me prometo no morirme antes que ella.
***
Un año, un mes, un día después de mi padre, total: 88 años, querida abuela. Más que suficientes para dar todo lo que pudiste, y nunca suficientes para desparramar tu alegría y sabiduría a placer. Sólo espéranos, ahí, bajo el manzano. Recuerda, no te sientes con nadie excepto conmigo.
¿Qué sigue, oh Moiras? Vamos, joder, ¿Quién sigue, oh Parcas? Cada vez me tocan más y más las pelotas. Déjense venir: ruecas, hilos, y tijeras. Yo tengo huevos y cuchillos.

9 Comments:

Blogger Diana said...

Siento mucho lo de tu abuela. Ellas representan lo bello, lo tierno y lo sabio de la edad. Seguramente estaba muy orgullosa de tí. La última parte de tu blog me encantó. Te mando un gran gran abrazo.

Friday, February 29, 2008 12:56:00 AM  
Blogger coin operated boy said...

mmmmmmm ok, he de admitir que en esta temporada de depresion en la que vivo, (yo se, yo se), el leer esta entrada de tu blog me saco una que otra lagrimilla......esta cabron, siento mucho lo de tu abuela...sabes que TU ERES LA ONDA gabriel.....cuidate carnal...y estas cabron....exactamente como tu carnala....tus palabras fluyen y llenan no lo dejes de hacer....y vale hermano....tu bien lo sabes....nada que un buen vaso de vodka y unos cigarrillos no puedan curar Bukowski estaria orgulloso.

Friday, February 29, 2008 2:02:00 PM  
Anonymous Baccala said...

Un gran abrazo

Friday, February 29, 2008 9:54:00 PM  
Blogger Stalfos said...

magnífico texto. algo dentro de mi se duele.
Un abrazo, carnal.



Nota mega geek: las Parcas sí son la advocación romana de la muerte. Las Erinias realmente castigan, en el inframundo, los crímines de sangre y de hospitalidad; es decir, aquellos atentados contra la familia e invitados.
Desde luego, la invitación a la muerte está siempre cordialmente extendida.

Sunday, March 16, 2008 9:08:00 PM  
Blogger Silent said...

te cae, tlax?
Pido una disculpa, pues. Sinceramente, creí que las erinias eran el equivalente griego a las parcas romanas (o más bien al revés). Pero bueh, algo se aprende todos los días.

Sunday, March 16, 2008 11:08:00 PM  
Anonymous Anonymous said...

you're fucking good man, keep on writing for the pleasure of the mind...
j.

Tuesday, March 25, 2008 7:17:00 PM  
Blogger Sofía said...

Nunca me ha tocado ver morir a alguien de mí familia. De alguna forma mi abuela ha estado conmigo toda mi vida... Uno no es sin las abuelas... Que cosas pasan... Un abrazo larguísimo, querido.

Sunday, March 30, 2008 8:32:00 PM  
Blogger Lidia said...

muy atrasada, en fin. Sé lo que se siente perder a una abuelita o abuela. A un mes de lo ocurrido espero todo esté en orden.
Abrazos.

Sunday, March 30, 2008 10:37:00 PM  
Anonymous Ferchis said...

Francamente me gustó mucho este post. Lo leo tardíamente pero aquí sigo checando tu blog.
Otro abrazo

Tuesday, May 27, 2008 6:27:00 PM  

Post a Comment

<< Home